Estos ‘tips’ básicos te servirán para evitar los errores más comunes al adentrarte en el mundo de la repostería.

Si has tenido malas experiencias (¿a quién no se le quemó el pastel de cumpleaños de su hijo alguna vez?).

O si te gusta innovar en la cocina, definitivamente deberías apuntar estos ‘tips’ de repostería para principiantes.

  • Antes de empezar, asegúrate de tener todo los ingredientes y utensilios que vayas a necesitar.
  • Además, es recomendable que leas la receta completa un par de veces.
  • Utilizar las medidas correctas es fundamental. Al cocinar platillos salados puedes improvisar un poco o darte el lujo de no medir con precisión.
  • Pero al hacer preparaciones dulces, esto puede tener un (desastroso) impacto en el resultado final.
  • Escoge las herramientas indicadas para medir tanto los ingredientes secos como los húmedos.
  • No uses una taza medidora para líquidos, para calcular azúcar o harina.
  • ¿Cómo diferenciarlas? La que sirve para líquidos en general es transparente y tiene una boca vertedora.
  • No uses una taza medidora para extraer harina de la bolsa. Esto hará que se compacte y que utilices más de lo que pide la receta.
  • En cambio, emplea una cuchara grande para colocar harina en la taza, forma una pequeña montaña, luego remueve el excedente con un cuchillo.
  • Los ingredientes deben estar a la temperatura correcta. Si la mantequilla está muy fría, no se integrará adecuadamente y formará grumos en la masa. A veces, se busca este efecto, pero utilízalo ¡sólo cuando la receta lo pida!
  • Si la mantequilla está muy blanda, la masa no desarrollará burbujas de aire necesarias para que tu pastel quede esponjoso, ¡y resultará duro como un ladrillo!
  • Los huevos deberán estar a temperatura ambiente. Si olvidaste quitarlos del refrigerador 30 a 45 minutos antes de comenzar a cocinar, hay solución.
  • Puedes colocarlos en un bol con agua tibia del grifo durante 10 minutos, ¡y listo!
  • Los pasteles, panes y galletas, suelen requerir que sus ingredientes estén a distintas temperaturas. No hay una indicación universal que sirva para todo.
  • Por eso, es importante que tengas clara esa información antes de comenzar, para asegurarte de que el resultado sea el esperado.
  • No mezcles de más. Una vez que hayas unido los componentes de la receta, no batas más de lo necesario.
  • Al poner en contacto los ingredientes, se forma un gluten. Si te excedes, el producto final quedará duro y compacto, en lugar de suave y tentador.
  • Precalienta el horno. Es muy usual saltarse este paso. Hazte el hábito de encenderlo en cuanto comiences a prepararte para cocinar.
  • Utiliza un ‘timer’, sí o sí. Nunca confíes en tu memoria. Si colocas algo dentro del horno para su cocción, activa la alarma.
  • Es demasiado fácil perder la noción del tiempo y distraerse. Sería una pena arruinar todo el trabajo por un descuido.
Categorías: Belle Bakery

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *